Seguidores

viernes, 31 de mayo de 2013

LOS SIETE SABERES DE LA EDUCACIÓN (ANÁLISIS)

 Con este tema se pretende dar una idea sobre lo que Edgar Morín habla en su escrito, se intenta exponer problemas centrales o fundamentales que permanecen ignorados u olvidados y que son de importancia para la enseñanza del siguiente siglo. El autor señala 7 saberes: el primero de ellos es la   Cegueras del Conocimiento,la cual lo explico como  El Error y La Ilusión; donde señala que podemos ver y darnos cuenta o mejor dicho debemos considerar que todo conocimiento es y termina siendo una interpretación limitada de todos nuestros sentidos, como lo es la vista, el oído, el tacto y el olfato. Pero además de todo esto podemos darnos cuenta de que la realidad y su conocimiento se alteran conforme vamos avanzando y sufren una reconstrucción continúa a medida que nuestras ideas evolucionan; aunque muchas veces estas ideas se vuelven tan complejas o simplemente nos dejamos regir por una sola idea que termina siendo o convirtiéndose en “Dioses de una religión”, lo cual la mayoría de las veces esto hace que nos cerremos a su interpretación a la luz de nuevas y posiblemente mejores ideas. Sólo con esto nos damos cuenta de que así como no hay seres humanos falsos o verdaderos, tampoco hay ideas verdaderas o falsas.

Por todo esto es que llegamos a diversos errores, así como Morín los menciona en su escrito, los cuales son errores mentales, errores intelectuales, errores de la razón y las cegueras paradigmáticas. Los cuales considera como el talón de Aquiles del conocimiento. El primer error nos menciona que nuestras mentes viven en errores e ilusiones, lo que nos lleva a hacernos de los mejores recuerdos o ideas que mas nos convengan pero así como sucede esto, también sucede lo contrario que es eliminar todo lo que no nos gusta o nos desagrada, toda aquella idea que no tenga un fin conveniente para nosotros, nuestra mente sabe que hacer con ella. Este error hace que se relacione con el segundo, ya que por elegir inconscientemente las ideas que mejor se nos acomoden llegamos al error intelectual pues en este defenderemos esas ideas por el simple hecho de que creemos en ellas, pero como lo menciona el tercer error, debemos tomar en cuenta que es necesaria la autocritica para poder evolucionar nuestras ideas y dar una mejora a estas mismas.
Así mismo el segundo saber que habla de los Principios del Conocimiento Pertinente; aquí comenzamos a querer conocer las partes del todo y somos capaces de llegar a fragmentar nuestro conocimiento en áreas específicas, pero aunque llegamos a ser capaces de realizar este proceso, no tenemos una visión muy clara que es lo que en realidad  queremos de ese todo, para ellos se hace necesario tener presente un contexto global de nuestros conocimientos para q de esta manera le podamos dar sentido y así conocer cada uno de los fragmento de lo que nosotros consideramos de ese todo, no obstante por todo esto , cabe destacar que siempre estará presente los llamados obstáculo que no son más que aquellos que algunas veces no nos permite continuar, pero esto se da más que todo porque el ser humano es complejo y multidimensional por el simple hecho de que a la vez es biológico, psíquico, social, afectivo y racional, y para que el conocimiento sea pertinente, primero que nada debe reconocer esos puntos, por lo tanto debemos tener presente que no se puede conocer las partes sin conocer el todo, ni el todo sin conocer las partes.

Ahora bien al autor le  surge la idea de hablar de un tercer saber , el cual lo llamo enseñar La Condición Humana; y el mismo se da o lo hace evidente en esta obra porque de cierta manera nos hemos olvidado de que cada individuo posee una identidad con la cual se identifica y la hace parte de su vida ya que estamos en el proceso de adaptarnos a las situaciones que se nos presenta en el transcurrir de nuestras vidas, por ellos cuando ya tenemos la llamada identidad, nosotros como humanidad debemos  respetar ese proceso ya que es parte del ser humanitario y así puede adquirir una condición humana para que así podamos analizar si de verdad hemos sido capaces de observar y aprender que nuestra identidad individual, asociada a nuestra identidad como especie y la identidad social conforman un trimonio  propio de la realidad humana, considerando que para poder comprender  lo humano significa entender su unidad en la diversidad y la diversidad en la unidad.

En este mismo orden de ideas se puede resaltar que el autor  crea el cuarto saber que lo identifica como  la Identidad Terrenal; en este punto podemos ver que el destino planetario de los seres humanos es una realidad clave y que hasta la fecha es ignorada por la educación, es un hecho que el desarrollo de los conocimientos en el paso de los años y la identidad terrenal serán cada vez más indispensables para todos, por lo cual, este debería ser el objetivo primordial de la educación; en muchas ocasiones nos podemos dar cuenta que las sociedades viven aisladas del mundo y que esto repercute a que se olviden que habitan en la misma residencia terrenal por llamarlos de una manera ya que todos vivimos en esa residencia y que nos cuesta tanto aceptar al otro tal cual es, y como consecuencia de esto hemos ido destruyendo nuestro planeta y por ende también nos hemos estado destruyendo a nosotros mismo y solo por el simple hecho de que se nos hace difícil entender la condición humana en la que vivimos ni tenemos una conciencia de interdependencia que nos ligue a nuestra tierra y considerarla como la primera y última patria. Por tanto la nueva Educación debe saber o al menos debe preocuparse por saberlo de cómo es que ha avanzado mundo aunque aun haya opresiones en la humanidad, es necesario señalar la complejidad de la crisis planetaria mostrando que todos los humanos han vivido y viven en una misma comunidad de destino, para ello se nace el quinto  saber que es  Enfrentar Las Incertidumbres; hemos visto con el paso de los años que las ciencias nos han dado muchas certezas pero así como a sucedido lo bueno, también ha sucedido lo malo, no han revelado incertidumbre; hemos sido testigos de que la incertidumbre histórica, lo inesperado y la inestabilidad es irremediable conforme avanza la historia humana. Esta en nuestra naturaleza cuestionarnos lo que será o lo que viene y siempre será así, es por eso que el futuro se llama incertidumbre; lo nuevo no se puede predecir sino no sería nuevo.

Del mismo modo, para que esto pueda ser manejado se crea un sexto saber y es el de Enseñar La Comprensión; la situación sobre nuestra Tierra es paradójica y debemos entender que el planeta necesita comprensiones mutuas en todos los sentidos para salir de nuestro estado bárbaro, aunque hay que ver que el problema de la comprensión se ha vuelto decisivo para los humanos pero también es importante ver que el estudio de la incomprensión desde sus raíces es una apuesta para la educación por la paz, debemos estar consciente que este saber es crucial para nuestras vidas dentro de la educación porque se hace necesario tener presente que para poder vivir y continuar en el tiempo debemos comprender que estamos sujetos a un sin fín de cambios, es por ello que se debe tener presente lo que no podemos llamar de otra forma y que este autor le dio la palabra clave y es la ética de la comprensión que no es mas que el arte de vivir ya que nos hace comprender de manera desinteresada, se pide un gran esfuerzo porque no espera reciprocidad.

Aunado a lo anteriormente expuesto nace el séptimo saber que es  La Ética Del Género Humano; como ya se analizo en los pasados saberes de Edgar Morín, los individuos son más que el producto del proceso reproductor de la especie humana, pero este mismo proceso es producido por los individuos de cada generación. Podemos ver que la democracia permite la relación rica y compleja donde los individuos y la sociedad pueden entre sí ayudarse, desarrollarse, regularse y controlarse; es por eso que la democracia y la política deben estar encaminadas a la solidaridad y la igualdad. Es importante que aprendamos que la ética no se enseña con lecciones de moral, al contrario, necesitamos entender que es la conciencia de que el humano es individuo y al mismo tiempo es parte de una sociedad y una especie: una triple realidad.

Para rescindir con este análisis, es necesario tomar conciencia y no cerrarnos al hecho de que los cambios puedan causar problemas a nuestras vidas por lo contrario debemos comprender que los mismos nos pueden abrir las puertas a nuevas ideas e innovadoras y así lograr con esto que nos nos enfrasquemos  solo en creer en ideas aceptadas, impuestas y aparte antiguas, debemos más que nunca desarrollar la inteligencia como seres humanos ya que esto nos facilitara a resolver cualquier tipo de problemas y para ello se hace inevitable  usar el conocimiento de una manera multidimensional.


Por otra parte, debemos entender que el destino del ser humano tiene la faceta del destino de la especie humana, del destino individual y el social entrelazada e inseparable y que tenemos un destino y una condición común como ciudadanos de la tierra y para que esto se pueda cumplir es importante para todos nosotros que la educación del futuro se enfoque  a un cambio de pensamiento encauzado a enseñar, a comprender y a tolerar. Debe contribuir a una toma de conciencia de nuestra Tierra-Patria y también a que esta conciencia se traduzca en la voluntad de realizar la ciudadanía terrenal.

Autores: Diaz Ingrid, Fabian Garrido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada